Alimentos funcionales para mascotas: tendencias y desafíos

Alimentos funcionales para mascotas: tendencias y desafíos

Los alimentos funcionales contribuyen a mejorar la salud y bienestar de las mascotas debido a la presencia de concentraciones específicas de componentes fisiológicamente activos. La cantidad de ingredientes funcionales es potencialmente muy grande y sus beneficios múltiples, sin embargo, aún queda mucho por investigar y varios desafíos por superar.

La industria de alimentos para mascotas ha presentado un crecimiento sostenido en los últimos años, adaptándose e innovando continuamente para satisfacer los requerimientos de sus consumidores. De esta forma hemos visto cambios dramáticos en las formulaciones de los alimentos y snacks para mascotas, que nos han llevado de los alimentos básicos para perros y gatos, que proporcionan los nutrientes adecuados en las cantidades apropiadas, a alimentos más sofisticados que hacen esto y mucho más.

Actualmente, hay múltiples factores que impulsan este mercado. Por una parte, los animales de compañía desempeñan un papel clave en la vida de muchas personas, quienes a menudo los consideran como un miembro más de su familia y están dispuestas a utilizar más dinero en su alimentación. Por otra parte, para varios propietarios, el mantenimiento de la salud y bienestar de los perros y gatos y la búsqueda de productos nutricionales óptimos para ellos es visto como un componente importante de la tenencia responsable de mascotas. Sin embargo, la tendencia clave que impulsa en este momento el mercado de alimentos para animales de compañía es la “humanización” de las mascotas, en donde las personas prefieren comprar alimentos para perros y gatos que tengan atributos similares a los que ellos buscan en su propia alimentación.

Por todo esto es que, en el último tiempo, hemos visto un incremento en la demanda de los alimentos funcionales para mascotas, es decir, aquellos alimentos que, más allá de satisfacer las necesidades nutricionales básicas de los animales, poseen un efecto beneficioso sobre una o más funciones específicas en el organismo, mejorando su salud y bienestar o bien reduciendo el riesgo de enfermedades cuando son consumidos de manera regular y en cantidades efectivas.

 

Beneficios de los alimentos funcionales

Los beneficios de los alimentos funcionales dependen básicamente de los componentes fisiológicamente activos que se incorporen en su formulación. De esta forma, los alimentos para mascotas pueden elaborarse para abordar problemas específicos de salud o para mejorar la salud y bienestar de los animales en general. Entre los múltiples beneficios que se puede obtener con su consumo se encuentran:

 

Ingredientes funcionales de interés actual

En los últimos años, las investigaciones en nutrición animal han demostrado una asociación positiva entre el consumo de muchos componentes encontrados en frutas, verduras, cereales, legumbres y pescados y la salud y protección contra una variedad de enfermedades. Es por ello que, hoy en día, una amplia variedad de ingredientes alimentarios fisiológicamente activos está recibiendo atención por parte de la industria de alimentos para mascotas y los veterinarios. Al mismo tiempo, los dueños de mascotas están más informados y son más conscientes de los beneficios de los alimentos funcionales sobre la salud humana y animal, por lo que cada vez son más las personas que buscan que el alimento para sus perros y gatos contenga los mismos componentes funcionales que ellos consumen. De esta forma, algunos de los ingredientes funcionales que últimamente han ganado popularidad en los alimentos de mascotas son:

 

  1. Antioxidantes: Los antioxidantes previenen el daño a las membranas celulares, proteínas y ADN provocado por los radicales libres y desempeñan un papel clave en retrasar el proceso de envejecimiento, reducir el riesgo de ciertas enfermedades crónicas asociadas a la vejez, estimular el sistema inmunológico y mejorar la salud y bienestar animal. Muchos nutrientes tienen propiedades antioxidantes, por ejemplo, la vitamina E y C, los carotenoides y flavonoides, mientras que nutrientes como el selenio y zinc son importantes para la síntesis endógena de compuestos con capacidad antioxidante. En general, el aporte de una combinación de antioxidantes en la dieta de las mascotas es más beneficioso que su aporte individual.

 

  1. Probióticos y prebióticos: Los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se administran en cantidades apropiadas, confieren al huésped un beneficio para la salud del huésped (FAO y OMS, 2006), al regular por ejemplo el equilibrio de la microbiota intestinal. Los prebióticos, por otro lado, son ingredientes alimentarios no digeribles, que estimulan selectivamente el crecimiento y/o la actividad de una o varias bacterias en el colon (Gibson y Roberfroid, 1995). De esta forma, tanto los probióticos como los prebióticos, proporcionan beneficios a la salud de las mascotas al mejorar la salud intestinal.

 

  1. Ácidos grasos Omega-3 y -6: Los ácidos grasos Omega-3, tales como el DHA (ácido docosahexaenoico) y EPA (ácido eicosapentaenoico), son una clase de ácidos grasos poliinsaturados (PUFAs) de cadena larga que se encuentran en el aceite de pescado. Estos ácidos ayudan a mejorar la salud de la piel y el pelo, reducir los efectos de enfermedades atópicas (prurito), prevenir enfermedades cardiovasculares, mantener una óptima salud ocular, reducir la respuesta inflamatoria, contribuir al desarrollo del cerebro en animales jóvenes y prevenir la pérdida de la función cognitiva durante el envejecimiento. Por otra parte, los ácidos grasos Omega-6, tal como el ácido linoleico, son importantes para el mantenimiento de una piel y un pelaje sanos.

 

Participación en el mercado de los alimentos funcionales

Como se mencionó previamente, los dueños de mascotas buscan mejorar la calidad y esperanza de vida de sus animales, por lo que exigen productos especializados, innovadores, saludables y de alto valor agregado. Esto, combinado con los rápidos avances en el conocimiento científico, que respaldan el papel vital de la dieta en la salud y prevención de enfermedades, y los adelantos técnicos, que permiten desarrollar nuevas fórmulas alimenticias, ha gatillado un incremento en la participación en el mercado de los alimentos funcionales específicamente formulados para mascotas.

Por ejemplo, según el reporte de marzo de 2016 realizado por Packaged Facts en Estados Unidos, 14% y 10% de los propietarios de perros y gatos, respectivamente, compraron alimentos con un alto contenido de ácidos grasos omega-3, mientras que los que incluían antioxidantes o probióticos y/o prebióticos también se encontraron dentro de los preferidos. A su vez, los alimentos para el control de peso y animales senior constituyeron un porcentaje importante de los alimentos elegidos por los consumidores y, probablemente, serán aún más populares en el futuro, debido a que las mascotas viven más años, presentan con mayor frecuencia sobrepeso u obesidad y sus dueños usan más dinero para protegerlas. Finalmente, dentro de los alimentos funcionales para mascotas se incluyen las dietas terapéuticas o de prescripción veterinaria, elaboradas específicamente para condiciones de salud concretas, como trastornos renales, cardíacos o dermatopatías, observándose que 7% y 5% de los propietarios de perros y gatos, respectivamente, escogieron este tipo de alimento (Figura 1).

 

Desafíos para la industria

A pesar de los beneficios comprobados de los alimentos funcionales y la creciente demanda por este tipo de productos, la industria de alimentos para mascotas aún tiene varios desafíos que superar. Por un lado, los datos científicos para una serie de ingredientes funcionales todavía son limitados, por lo que es necesario estudiar más a fondo su rol y mecanismo de acción en los animales de compañía con el fin de proporcionar mejores ingredientes en su dieta. Al mismo tiempo, los dueños de perros y gatos pueden necesitar más información sobre los efectos de algunos de estos ingredientes. En relación con este punto, Di Cerbo et al., (2017) indicaron en una revisión recientemente publicada que, aun cuando se ha documentado que el maíz y trigo tienen actividades antioxidantes y anticancerígenas, algunas personas tienden a verlos como ingredientes de menor calidad o bajo valor nutricional. Finalmente, los autores de esta revisión también mencionaron como una preocupación adicional las etiquetas de los alimentos, dado que en ciertos casos pueden ser difíciles de entender. Por lo tanto, etiquetas más precisas ayudarían a los consumidores a sentirse más informados al comprar los alimentos.

 

En resumen, los beneficios de los alimentos funcionales en la salud de las mascotas son múltiples y están determinados por los componentes fisiológicamente activos que se incorporen en su formulación. En los últimos años, la demanda por este tipo de alimentos ha aumentado, lo que se asemeja a las tendencias de alimentación humana y se atribuye principalmente a la “humanización” de las macotas. De esta forma, ingredientes como los antioxidantes, ácidos grasos Omega-3 y -6, probióticos y prebióticos cuentan hoy en día con gran popularidad. Sin embargo, la industria de alimentos para mascotas aún tiene varios desafíos por superar, que van desde investigar con mayor profundidad una serie de ingredientes funcionales a entregar más información a sus consumidores.

Leave a Reply

Your email address will not be published.